England 2011. (III)

13:30


Hace ya cerca de tres meses que estuve allí y aún no he terminado de asimilar todo lo que vi. Y los días van pasando. Y nunca recuerdo que tengo que hacer millones de cosas.  Un mensaje que debía haber mandado hace más de tres meses salió ayer de mi bandeja de facebook, y hoy, al llegar, he descubierto que tenía a medias las fotos del cementerio de Southampton... No, no es tan lúgubre como parece según se lee.  De hecho, es un lugar que me sorprendió muy gratamente. Volvería. Y por lo visto por allí todos los pueblos tienen uno. Mola. Cuervos y lápidas partidas por el suelo. Y el día que yo fui hacía sol, pero normalmente la niebla inunda los largos pasillos comidos por la maleza que ha crecido sin orden ni concierto por el camposanto... Cuervos que juegan a sus anchas por grandes extensiones de hierba que harían las delicias de cualquier niño, que no quiera jugar al escondite, claro. Lagos y más lagos en no-sé-cuántas hectáreas de parque por el que pasear tranquilamente. Salir a una carretera inundada por el humo de chimenea y pasar por delante de tres tiendas de segunda mano (oh, Dios, mio, es como una peli) para acabar contemplando el monumento al Titanic (¿Sabías que partió del puerto de Southampton? Yo no) Un centro comercial de siete plantas y un Ikea frente a la estación de tren. Sol en la playa y mercado alemán de navidad. Tan raro. Tan grande. Tan pequeño. Tan pueblo. Tan ciudad. Precioso. Os invito a que lo descubráis cuando podáis.
Millones de besos

You Might Also Like

0 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!