Renewed

12:50

Easy look. Un pantalón pitillo, una camiseta de manga corta y una camisa vaquera oversize a modo de chaqueta. Para acabar mis nuevas botas de inspiración militar. Ganas las que tenía de estrenarlas. Y por supuesto unas gafas de sol. Compañeras inseparables sea la época del año que sea. 
Me siento bastante a gusto con este tipo de ropa, tipo tía dura, hahaha. Aunque también me encantan los vestidos babydoll... Supongo que todo depende de con qué pie me levante esa mañana. Ayer lunes, día de batalla, con visita al IES y publicación de listas incluidas, necesitaba algo cómodo y de lo que no me tuviese que estar preocupando todo el rato. 
Estoy muy callada últimamente, ni comento casi ni publico, pero una amiga mía me está ayudando a ver lo que soy y haciéndome consciente de la realidad, y eso se lleva mucho tiempo y energías... Al final del día me queda la capacidad mental de una ameba aproximadamente, así que me tiro a ver algún capítulo de alguna serie y fin. De verdad, espero que esto no se alargue mucho (supongo que se irá hacía el 13 o 14 de octubre) pero mientras tanto, os pido un poquito de paciencia. 
No sé en qué acabará todo esto, pero sí que me estoy dando cuenta de la falsedad que me rodea últimamente, es triste, supongo, pero mejor darse cuenta cuanto antes. Cuanto más arriba estás, peor es la caída. Abrir los ojos cuesta, es un proceso largo y doloroso, pero hay que hacerlo. No se puede estar siempre viviendo detrás de un muro para que no haga daño. Perder lo que más te importaba por una chorrada y dejar que el orgullo gane la batalla es una mala estrategia. Y escuchar voces que jamás han tenido que luchar por nada es el peor error que puedes cometer. Yo lo voy aprendiendo por las malas, peor os prometo que no es la única manera. Siempre habrá alguien dispuesto a darte la mano para ayudarte y no para hundirte más, os lo juro. 
Me estoy poniendo demasiado filosófica, así que mejor voy a vestirme y a comer, que con el jaleo que hay hoy en Madrid es una incógnita a qué hora llegaré a trabajar y depende del destino el que sea capaz de volver a casa a una hora decente. Eso sí, hoy, de niña buena, que con tanto antidisturbio suelto lo último que quiero es acabar en el calabozo por pintas. 
Millones de besos


You Might Also Like

0 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!