MBFW Madrid Feb. 2013. Día 4.

20:03

Y llegamos al final. Último día de la pasarela. Al menos de la de los grandes. Los pequeños, los nuevos, el soplo de aire fresco tendrá que esperar un día más para deslumbrar.
Ante todo pedir disculpas por la tardanza. Y eso que la imagen lleva editada desde el viernes a las tres de la tarde. He tenido algunos problemas de conexión (¿a quién se le ocurriría hacer una zanja por donde hay cables?... ) Total, que un poco después de lo que debería pero, por fin online. Lo dicho, qué vimos el jueves sobre la pasarela madrileña. 
Abrió la jornada la gran Sita Murt, he de decir que la adoro, y encima hace colecciones como la el jueves y claro, ¿cómo no amar? Prendas para la mujer urbanita y que sabe lo que quiere. Protagonismo del punto y en definitiva ninguna estridencia. Además ESTOS botines. 
Después era el turno de TCN, que no sé por qué, pero mi cabeza pensaba que era una marca exclusivamente de lencería... vete tu a saber... Así que no puedo ser para nada objetiva, pero si ni siquiera sabía de qué iba el tema... =(
Etxeberria ha reivindicado en esta edición el protagonismo en invierno de una cosa tan curiosa y ajena a todos nosotros como es el Abrigo. Por que claro, quién lleva uno en invierno (digamos que me pone un pelín nerviosa tanta manga corta y piernas al descubierto como si esto fuera agosto... Vale que Madrid no es Laponia, pero a veces es pelín exagerado) Total, que eso, mucha piel, pelo y abrigos 100%. La verdad, en contra de lo que siempre me ha parecido, lo mismo el invierno que viene apuesto por un abrigo camel... ¿Quién sabe? 
Moisés Nieto está en la onda del ecologismo, me supongo ;) , por que tanto verde, camel, naranja y, atentos todos, estampado de madera, en lo único que me hace pensar es en un bosque... Que por otra parte es bien, ya que si puedes, el otoño/invierno sentado enfrente de la chimenea del salón de la casa del pueblo, con un té y tal es amor verdadero. 
María Escoté sin embargo, me ha parecido más como un cumpleaños con mis amigos, irreal y surrealista. Por algún tipo de extraño motivo que aún no acierto a comprender la sigo en twitter. Y claro, esperaba la repera de colección. Pero vamos, que me he quedado más que helada. He leído que ha gustado mucho, pero mira, lo siento. Entre las gorras, el charol, los vestidos hechos de tiras y esas microfaldas, lo de menos ha sido el estampado fruto de consumir drogas en cantidades industriales. Vaya, que no. 
Por el contrario la colección de Martín Lamothe sí que me gustó. No sé si fue el comienzo de líneas estructurales, los colores acordes a la estación o el hecho de que fuera la antítesis de la anterior. A veces, me dejo llevar por las comparaciones, y no siempre gana el primero. 
Miguel Marinero y sus Robin Hood particulares. Quiero decir, ¿no os recuerda a eso la mitad de los sombreros? La otra mitad me transportaban a la Escocia del monstruo del lago Ness. Me gustó sobre todo el tono de "vivo en el bosque" de la colección, pieles, capa sobre capa y todo muy en rollo naturaleza. 
Y el final, el último, el Sombrero Loco. Bueno no. Jesús Lorenzo más bien. Abrigos en pieles de llamativos colores. No sé, un final muy de invierno, que deja el corazón cálido pero sin exaltar. 
Y hasta aquí.- No sé si hablaré sobre el EGO. Probablemente no. No es algo que suela hacer. Además, tengo bastantes cosas entre manos, amén de las pasarelas internacionales, y no creo que pueda. 
Hasta siempre 57 ed. En septiembre volvemos a montar este precioso circo ;)
Millones de besos

You Might Also Like

1 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!