Sunday portrait #106

0:26

Domingo de nuevo. Podría decirse que esta debería haber sido la vuelta al cole. Sin embargo, aún no hemos cogido la rutina como deberíamos. Sólo un día de entrenamiento, tres días de encierros taurinos y la consulta en el fisio me hacen replantearme la afirmación del principio. Ahora estoy menos austada, pero aún así, y como me sigue molestando, no me fío del todo de mi rodilla. Que sí, que no toda la culpa era de ella, pero eso de que el esguince me esté durando tres mese no me hace gracia. No podemos forzar, necesito esa articulación, y con fuerza, para los planes del próximo verano. Poco a poco, despacito y con buena letra, que diría mi abuelo... El martes cogeremos la rutina nueva y a ver como se comporta. Mientras tanto, y teniendo en cuenta que mañana no tengo ninguna obligación urgente por la mañana, creo que por fin, voy a poder dedicarme a ver todos los desfiles de las semanas de la moda... que desde el primer día de la NYFW y el desfile de Ana Locking, que vi en directo, no he tenido tiempo para nada. Es lo que tienen las fiestas patronales, que pierdes la noción de lo que te rodea. Podría decirse que esta semana ha sido un cúmulo de emociones y poco descanso. Me he acordado de él con tanta fuerza que las lágrimas empujaban contra mis párpados, pero también hay un plan para eso, y no puedo salirme del guión, ya no, ahora no. Pocas horas de sueño, pero muchas sonrisas, creo que la balanza está en el lado bonito. Pocas horas de sueño pero empiezo a ser consciente de que eso de "quiérete a ti misma" realmente funciona. Pocas horas de sueño y muchos estiramientos; si sirve para que el año que viene pueda estar subida en una tabla como si tengo que estirar dieciséis veces al día. Pocas horas de sueño, pero nos hemos dado cuenta que crecer no significa perder la ilusión, pero sí madurar. Pocas horas de sueño, pero firmo por algo así de nuevo.
Millones de besos. 

You Might Also Like

0 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!