Portrait #118

11:23


Domingos que tienen que convertirse en lunes para ver la luz al final del túnel. Idas de olla que se pagan con locuras y niveles insospechados de estrés. Que aquí no hay término medio. Que o todo o nada. Pero ni diez minutos de descanso, no vayamos a bajar el nivel y luego no sabemos llegar de nuevo. O sí, quién sabe.  Que Madrid en invierno es muy bonito, pero los hoteles solo son muy fríos, por lo visto. Que la moto sigue ahí, pero el muro se ha ido deteriorando poco a poco. Que no es lo mismo placer que amor, y últimamente todos nos hacemos mayores. Cambiar desayunos de masaje por croissant y relax mental. Que dos veces lo mismo ya es abusar.
Semanas que son como un viaje por la casa del terror. Risas histéricas, gritos, lloros y momentos sin aliento. Conocer a los Arctics y otras maneras de dejar huella. Pero sin marcar. Viajes en tren, móviles apagados y sentimientos de culpa. Un poco de pena, y preguntas absurdas.
Fotos en un parque con columnas y una fuente apagada. Tacones y odio infinito a las manoletinas. Resulta que ahora soy bajita. Temblores histéricos y cena a base de salmón que cuesta más de media hora ingerir.
Momentos de nudo en la garganta. Hacer kilómetros en curvas descapotadas para que se sequen las lágrimas y descubrir que eres más fuerte de lo que piensas. Y una caja de sorpresas. Que hasta el autobusero te diga que el que te deje escapar es idiota y tener que darle las gracias con un puchero luchando por ganarle la partida a una sonrisa triste. Destrozarte las uñas. Y el corazón. Y la cabeza a tus amigas. Y menos mal que ellas. Por que ni lo bueno es tan bueno sin ellas cerca, ni lo malo tan negro si te ayudan a analizarlo. Que un “relaja” de ellas puede conseguir que se te ocurra la única solución que has tenido delante todo el tiempo. Que 20 euros no son nada si equilibran de nuevo la balanza.  Que no siempre es la misma historia, pero de momento todas tienen final… ¿y esta?

You Might Also Like

1 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!