Sunday Portrait #117

23:02


Llámalo karma, casualidad o destino. Llámalo como te apetezca, como te dé la gana. Piensa que el destino está escrito y sólo tienes que llegar hasta donde empieza tu historia. Piensa que los Reyes Magos hacen realidad los deseos susurrados a oscuras la madrugada del 5 de enero. Piensa lo que quieras. Pero pasó. Mil coincidencias, cientos de pequeñas decisiones que me llevaron a ese preciso instante. A ese momento en el que un desconocido empieza a ser la única persona que quieres conocer de verdad. Que le eche morro a la vida y vele por tu seguridad sin ni siquiera conocerte. Que sea simple y tópico, pero que te haga reír. Que quieras volver a pensar “que idiota” con esa sonrisa que se te dibuja sin querer. Sentir que lo conoces de toda la vida y hasta hace tres días ni sabías de su existencia. Ilusión. Miedo. Mil sensaciones contradictorias y la necesidad de un bote entero de insecticida que ingerir.  Vuelta a las vueltas a la comunidad de Madrid en coche riendo y acabar en un parque con una coca cola en la mano. No quiero empezar esta aventura sin ellas para apoyarme. Volver a escuchar a Pereza, volver a dormir con el móvil bajo la almohada y despertar al menor signo de vida… Que me de un vuelco el estómago al ver la lucecita azul o que me muerda las uñas cuando la pregunta ha sido comprometida y tarda en llegar la respuesta. Hablar de mil cosas sin importancia que contienen la clave para seguir adelante. Mezclar cuentos de príncipes y ranas con ganas. Sonreírle al techo por que algo empieza a salir bien. Y rezar. Suplicar con los ojos cerrados que no tenga ningún fallo oculto, que sea tan bueno como parece. Y poder tener la ilusión de un niño la mañana del seis de enero durante mucho tiempo…  
Millones de besos

You Might Also Like

0 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!