Reflexiones de una tarde

18:11

(source: tumblr)
Qué divertido es ser la otra. Bueno, si sabes que eres la otra, claro. A ver, siempre es como “no, no quiero ser la otra, yo quiero a mi principito para mi…” Vale. Estoy contigo. Pero hazme un favor y míralo desde mi perspectiva. Desde el punto de vista de la otra (que es que últimamente me voy a sacar un doctorado sin ser yo nada de eso) Es divertido. Es halagador. Qué desastre de relación es esa que se empeñan en conservar si uno de los dos, o los dos, tiene que ir a buscar sexo, e incluso cariño, fuera de ella. ¿De verdad tu querrías una relación así? Yo prefiero ser la que da cariño. Pero no la que aguanta estoicamente en algo que no es sano. Porque esperar que todo vuelva a ser como al principio cuando reciben cariño fuera quizá es un poco como creer en los milagros, ¿no?

Y sí, os lo dice la que cree ciegamente en la magia. Pero en la de verdad, en la que espera escondida en un abrazo sin motivo…

You Might Also Like

0 comentarios

Escribe lo que pienses, si te gusta, si no, da tu opinión, por favor!